(TELEMUNDO ATLANTA).- Aunque no es un delito común en México, una fundación y un taller de tatuajes buscan dar un significado diferente a las cicatrices de mujeres que fueron atacadas con ácido, convirtiéndolas en hermosas obras llenas de color.

Leave a Reply

Your email address will not be published.