(TELEMUNDO ATLANTA).- Donantes de órganos piensan que donde termina una vida, otra comienza. Pero para que este milagro suceda, hace falta más que solo un deseo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.